ARAGON. EXCURSIONES A NACEDEROS

ARAGON. EXCURSIONES A NACEDEROS

Nº 4

17,95 €
IVA incluido
En stock
Editorial:
SUA
Año de edición:
Materia
Senderismo Aragón, Navarra y País Vasco
ISBN:
978-84-8216-679-7
Páginas:
176
Encuadernación:
Rústica
Idioma:
Castellano

“¿Cómo alguien pensó este tema, se hizo experto en nacederos y lo describió para ayudarnos a conocer y amar la naturaleza y a gozar de ella al aire libre? Alguien, claro está, con un conocimiento asombroso de la historia y la geografía de los paisajes aragoneses, de los libros y las sendas, de los mapas y los terrenos, como es el autor de esta guía, Alberto Martínez Embid.
Aragón, Excursiones a nacederos, Alberto Martínez Embid: “¿Cómo alguien pensó este tema, se hizo experto en nacederos y lo describió para ayudarnos a conocer y amar la naturaleza y a gozar de ella al aire libre? Alguien, claro está, con un conocimiento asombroso de la historia y la geografía de los paisajes aragoneses, de los libros y las sendas, de los mapas y los terrenos, como es el autor de esta guía, Alberto Martínez Embid. El objetivo es en sí mismo original, aunque bien tangible y lleno de connotaciones naturales y culturales; ahora caminar no es solo a cumbres o pueblos o rutas de travesía, sino a donde brota el agua, con todos los significados del manantial, por los lugares soberbios donde nace el arroyo: circos de montaña, bocas de grutas, ibones, ojos del campo y de la montaña. Vas a aprender geografía sin querer, vas a disfrutar caminando, vas a estar en lugares magníficos y verás paisajes tanto solemnes como íntimos.

Aquí tienes las sugerencias, la selección y los datos, tanto naturales como cultos y con ellos, como dice el autor, la “magia de la vida”. Tu camino está abierto, tu mochila preparada. Pasarás por formidables gargantas, bajo brillantes ventisqueros, junto a retiradas ermitas, por molinos olvidados, bordearás cascadas, atravesarás puentes y te acompañarán por todas partes los genios de las aguas. Afortunado lector: este libro te va a conducir por paisajes extraordinarios en pos del agua que siempre ríe.” Eduardo Martínez de Pisón